miércoles, 26 de septiembre de 2007

Splendid



En todo lugar por muy lejano o desertico que parezca es posible encontrar un bolichito. Así me quedo claro despues de visitar Inca de Oro. Un pueblo tipico minero de la tercera región de Chile.
Entre los años 40´s y 50´s, vivió su epoca de gloria llegando a tener 50 mil habitantes, hoy tan solo quedan menos de 500 personas y su avenida principal, que atraviesa el pueblo completo apenas supera los 500 metros.

Sin embargo, en plena avenida, me encontré con el Splendid, un bolichito muy simpático que acoge a los habitantes del lugar los que en su mayoria son adultos. Se respira algo especial en este lugar, como dormido en el tiempo y nada mejor para refrescarse del calor, que tomarce una "pilsoca" heladita en el Splendid.
Demás esta decirles que es imposible preguntar por un happy hour, mucho menos pedir un trago elaborado. La magia de este lugar esta en su entorno.
Ah¡¡¡ y ni pensar en hacer perro muerto ya que es casi imposible esconderse con tan pocos habitantes.




sound track: solo el sonido del desierto

4 comentarios:

Hambre de cosas nuevas viteh! dijo...

que trankilidad se puede percibir en esas imagenes *w*
lo ke más necesito ahora!

cuidate!
bye

Zoe dijo...

Excelente boliche!!

Estuve fisgoneando un poco por aquí y por allá, y lo mejor de todo es que varios me son familiares!!

Saludos desde La Clínica.

Cyrana dijo...

¡ Que bien! El Norte siempre salva, más aún si hace calor.
Ya sé como pasate tu 18 =)

Anónimo dijo...

great thing! cipciap cipcipcip