martes, 18 de septiembre de 2007

La Pampilla de Coquimbo






Con los años, la Pampilla de Coquimbo, se ha convertido en la principal fiesta dieciochera de Chile. Este año espera recibir a mas de 400 mil visitantes de todas las regiones.

Durante años, familias completas instalan sus carpas en los cerros que rodean la zona donde se distribuyen las distintas actividades que la Pampilla ofrece a sus visitantes.
- Un sector de ferias, donde se puede comprar lo inimaginable y a precios muy populares.
- Para los más pequeños está la zona de juegos mecánicos o carruseles y para los adultos el juego de la Lota, que consiste en algo así como un sorteo o rifa donde cada participante recibe un cartón con una combinación de números mientras que un locutor va sacando bolitas numeradas al azar. La idea es que el primero que complete los números de su cartón con fiches que en este caso son granos de maíz, se hace ganador de un interesante premio que generalmente consisten mercaderia.
- La carpa central o fonda principal, en cuyo interior es posible comer lo típico de la mesa chilena y beber chicha, vino, cerveza, pisco y ron. Cuenta además con una pista para bailar al son de importantes artistas nacionales.
- La zona de juegos chilenos. Una media luna para el Rodeo, juego donde unos huasos a caballo tienen que atrapar por medio de un lazo a un toro. Personalmente me desagrada mucho este tipo de juegos ya que aunque esta muy lejos de la crueldad que se ve en el Toreo, igual se abusa de los animales. Pero también están otros juegos como tirar la cuerda, carrera de sacos y la rayuela, un juego que consiste en lanzar un tejo (cilindro de fierro) a una distancia considerable y hacerla caer lo mas cerca posible del centro de un recipiente de greda.
- Un sector donde es posible encontrar chicherias, pequeñas fondas o restaurantes y comida al paso.
- Y al fondo, un gran escenario donde se presentan importantes artistas nacionales e internacionales animado por un gran numero de personajes de la farándula criolla.

Como ven, hay para todos los gustos y la fiesta no ternima ya que mientras unos se van, otros llegan, haciendo de esta, la fiesta mas importante de Chile.


Recomiendo las empanadas de Ramon Carrasco y el pipeño blanco de la chicheria "El Pobre Juan" para preparar un trago llamado terremoto de la siguiente manera: sirvan en un vaso largo el pipeño hasta la mitad, agregar dos cucharadas grandes de helado de piña y no se van a dar cuenta cuando se les empiece a mover el piso. Si son valientes tomense una réplica que es el mismo trago pero en un vaso corto.
Salud¡¡¡¡¡¡¡¡

2 comentarios:

Engel der zerstörung dijo...

que genial ser de alla...
pero aki podemos ver la parada militar!
:P

cuidate
y sigue disfrutando

Anónimo dijo...

wena wena tiranizan sigue en la ruta de la chicha se nos viene caldera 2008 a gozar a gozar, salud, hip, perdon.